Estandarizar el éxito: Crear directrices para la excelencia en la gestión del cambio y el lugar de trabajo

Tras la escisión de Sandoz de Novartis, la organización se propuso establecer su propia identidad, dirección y normas operativas mediante una estrategia global centrada en el lugar de trabajo y la gestión del cambio.

bicg diseñó las directrices estandarizadas de gestión del cambio y del lugar de trabajo de Sandoz. El objetivo era garantizar la coherencia, la eficiencia y mitigar los riesgos en la transición independiente de la organización.

Basilea, Suiza / Praga, República Checa

M²: 3.200 m² / 3.200 m²

Sector: Farmacia – Genéricos y Biosimilares

Año: 2023-2024

Las Directrices para los Lugares de Trabajo de Sandoz se concibieron como una caja de herramientas dinámica diseñada para dar forma al proyecto de cada oficina de Sandoz. Estas Directrices pretendían crear entornos de trabajo eficientes con espacios de colaboración que reflejaran la nueva cultura y valores de Sandoz y, al mismo tiempo, fueran lo suficientemente flexibles como para reconfigurarse rápidamente y responder a los requisitos empresariales en constante cambio. Este conjunto de directrices no sólo sentó las bases de un entorno de trabajo armonioso y productivo, sino que también facultó a los equipos para adaptar sus espacios a las necesidades únicas de cada lugar.

El Marco de Gestión del Cambio de Sandoz se introdujo como guía para la implantación estandarizada de un proceso completo de Gestión del Cambio en Sandoz. El objetivo era optimizar la experiencia en el lugar de trabajo de todos los empleados en las diferentes sedes de Sandoz que estaban experimentando una transformación del lugar de trabajo, facilitando la transición de un espacio de oficina tradicional a un entorno de trabajo innovador de Sandoz, al tiempo que se aprovechaba el impulso para acelerar la transformación cultural de la organización. Por lo tanto, la caja de herramientas contenía los conocimientos necesarios para implantar con éxito un proyecto de Nuevo Trabajo en Sandoz, incluidos los principios de la Gestión del Cambio, una hoja de ruta genérica y un desglose de todas las actividades presentadas en la hoja de ruta.

En resumen, estos marcos reportaron múltiples beneficios a Sandoz:

  1. Coherencia: Las guías normalizadas garantizaron que todas las partes interesadas siguieran la misma estrategia en el lugar de trabajo y el mismo proceso de gestión del cambio, lo que redujo la confusión y la resistencia.
  2. Eficacia: La racionalización de los procedimientos ahorró tiempo y recursos, especialmente en la fase de planificación, lo que facilitó la ejecución del proyecto.
  3. Gestión de riesgos: Las guías ayudaron a identificar y mitigar los riesgos potenciales, evitando errores costosos. Al seguir un planteamiento estructurado, Sandoz pudo anticiparse y abordar los problemas con mayor eficacia en todos sus proyectos.
  4. Compromiso de los empleados: La transparencia de los procesos favoreció la participación de los empleados y fomentó la aceptación de los cambios. A las partes interesadas de Sandoz se les presentaron estos marcos como una caja de herramientas que podían utilizar y adaptar en función de sus conocimientos, aumentando así la implicación en cada proyecto.
  5. Mejora continua: Las guías permitieron aprender de experiencias pasadas, fomentando la adaptabilidad y la resiliencia. Sandoz es ahora capaz no solo de construir sus directrices actuales a partir de experiencias pasadas, sino también de adaptarlas en función de cada proyecto en el futuro gracias a las lecciones aprendidas y las mejores prácticas.